ALIMENTO QUE PERDURA

«Os lo aseguro, me buscáis, no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros. Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre; pues a éste lo ha sellado el Padre, Dios.»

Juan 6,22-29

Lo más triste es que lleguemos a ser cosificados, que la gente nos busque solo por el interés de obtener algo; ser tenido en cuenta solo por lo que puedan sacar de nosotros. El utilitarismo está a la orden del día, es una triste realidad que afecta más el corazón humano cuánto más pierde de vista la condición intrínsecamente digna y de un valor sobrenatural de la persona humana creada a imagen y semejanza de Dios.

Cristo sufrió este sentimiento: también él se siente buscado solo porque calmó una necesidad básica: sació a los que tenían hambre porque tuvo compasión de ellos.

Los signos no dicen nada, solo un problema resuelto, eso es lo que importa, que Dios resuelva nuestros problemas.

Si bien es cierto que pedir a Dios lo básico para vivir dignamente es un deber de humildad, lo es también el hecho de que solo pedir o buscar a Dios solo cuando tengo necesidad, es un acto bastante bajo, indigno de hijos amados.

Dios es Padre Providente, busquémosle también y sobre todo cuando las cosas van bien. Que nuestra acción de gracias sea una constante y solo así no actuaremos de forma utilitarista con Dios.

Una respuesta a “ALIMENTO QUE PERDURA”

  1. Buscar a Dios tan solo en las necesidades no es amarlo , a Dios se le tiene siempre presente lo necesitas porque es la paz que llena el alma el Rey de la casa necesitas tomar la comunion para sentirte completa , con El ya no te falta nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *