TÚ ERES PEDRO

Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.

Mt 16, 13-19

Muchos son los detractores de Pedro como la roca sobre la cual Cristo quiso construir la Iglesia. El demostrativo griego tauty es traducido como un posesivo, como si Cristo estuviera señalándose a sí mismo en el momento de pronunciar estas palabras, lo cual no tiene sentido por tres motivos: primer, por el contexto: sy ei Petros, kai epi tauty ty petra oikodomisw mou tyn ekklesían y por el significado de «petra»: Pedro = kephas = Petrus = Pedro.

En segundo lugar, Jesús le da la autoridad de atar y desatar. ¿Esto qué significa? Muy sencillo: el primer verbo habla de la facultad doctrinal de Pedro: Él es el garante de la doctrina de Jesús así como el auténtico intérprete de sus palabras,

En tercer lugar, por lógica: ¿Quién de los que ahora afirman tal desvío, vio a Jesús señalarse a sí mismo en el momento de decir «sobre esta roca edificaré mi Iglesia»? No deja de ser un argumento rebuscado y propio de quienes quieren justificar lo injustificable y negar lo innegable: la roca sobre la que construye Cristo es Pedro.

La autoridad que luego le confiere el Señor al apóstol sobre Su Ekklesía (asamblea) viene simbolizada en las llaves: suyas son las llaves de la casa, suya la potestad de incluir o excluir de la Ekklesía fundada por Jesús.

Hoy más que nunca, oremos por nuestro Santo Padre, que el Señor siga confirmando su autoridad y su ministerio, que lo ayude en su tarea de llevar a la Iglesia hasta el Maestro y Señor.

CAPTION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *